TORNA ALL’ARTICOLO

Cuando la hoja no converse
con otras hojas y preserve
infinitos labios el √°rbol
para susurrarnos susurros,
cuando la patria vegetal
con sus banderas abolidas
se resigne al precario idioma
del hombre o a savia los deberes
de la raíz a la corola,
ay ese mundo es la victoria,
es el paraíso perdido,
la unidad verde, la hermosura
de las uvas y de las manos,
el signo redondo que corre
anunciando mi nacimiento.

Pablo Neruda, Alianza. Antología Fin de Mundo

error: Content is protected !!
%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: